martes, 24 de abril de 2007

Entrevista a Ariel Rot

Salud a todos, blogotroters:

Continúan desfilando interesantes entrevistas por el Blogo Bizarro. Esta vez le toca el turno a Mr. Rot, Ariel Rot, a quien tuve la oportunidad (y el gusto) de entrevistar por primera vez el pasado 11 de abril. El resultado fue publicado dos días después en el diario LO, pero, para variar, faltó espacio para plasmar la conversación íntegra (esta vez el motivo respondía a criterios fotográficos, digamos, pues parecía que el gran tamaño de la foto de Ariel importaba más que sus palabras. "Qué más da lo que diga, lo que importa es que haya imágenes gigantescas para ocupar fácilmente la página, y que la lectura sea rapidita, lo demás es sólo morralla...", pensarán algunos). En fin... sólo me queda dar las gracias a Ariel, pues a pesar de que la entrevista fuera vía telefónica -hecho que no ayuda, a priori, a que la conversación sea más cálida y fluída-, el músico atendió con gentileza a todas las preguntas del sagaz periodista, e incluso regaló interesantes disertaciones, lo cual facilita bastante las cosas al redactor. Eso sí, espero que el próximo encuentro sea más cercano y que haya más tiempo para hablar de muchas cosas que se quedaron en el tintero...


Ariel Rot
"Todavía me sigue emociando
montarme en la furgoneta
y subir al escenario"

Por Julio Ródenas
No le rodea ningún aura de divo, pero lo cierto es que Ariel Rot ha dejado una huella importante en el rock español, ya sea a finales de los setenta con unos imberbes Tequila, en la primera mitad de los noventa con el super grupo Los Rodríguez y, desde hace diez años, en solitario. Todas estas aventuras suman nada menos que 30 años de música, tres décadas de rock and roll que el músico argentino celebra con una elegante caja, Etiqueta negra (Dro), en la que se incluye el álbum Dúos, tríos y otras perversiones, con colaboraciones de Andrés Calamaro, Enrique Bunbury y Miguel Ríos, entre otros; un recopilatorio con algunas de las mejores canciones de todas sus etapas; un disco de rarezas, maquetas y temas en vivo; y, por último, un DVD con dos documentales: Vals de los recuerdos 1977-2007 (un repaso a la carrera del guitarrista) y el making of de Dúos, tríos y otras perversiones. "Treinta años, ¿quién los pillara, no?", ironiza entre risas Ariel. El autor de Cenizas en el aire abrió el pasado 14 de abril su nueva gira en el CAES de Torre Pacheco (Murcia).



No sé si te lo planteas, pero, ¿eres consciente de que has escrito algunas de las páginas más importantes de la historia del rock en España?
Bueno... No es que uno se levante una mañana y diga: ¡Cuántas páginas importantes en el rock he escrito! Es algo que se nota en el trabajo y en el respeto de la gente, algo que se siente más de afuera hacia adentro.

Cumples treinta años de carrera musical. ¿Qué queda en Ariel Rot de aquel chaval que llegó a Madrid en el 76 cantando eso de "un día en el colegio es un muermo total"?
Afortunadamente, a pesar de que haya algunos que se han quedado en el camino, las cosas esenciales siguen estando. Sigo tan entusiasmado como cuando llegué, me sigue emocionando montarme en la furgoneta y subir al escenario.

Durante todos estos años, tu lenguaje ha sido el rock, aunque en ocasiones influido por el folclore argentino y el jazz. ¿Recuerdas cuándo comenzaron estos estilos a marcar tu música?
Sí, fue llegando a los 30 años, en mi última etapa en Argentina, cuando volvía a allá siendo un rodríguez. Conocía a artistas del tango, y con Andrés comenzamos a interesarnos por el folclore. Fuimos unos desprejuiciados y unos irreverentes al atrevernos con este género al que la gente se dedica de manera tan seria y durante tantos años. Pero creo que así se produjo una química especial, ese cocktail... Nos adentramos en ese género sin perder nuestro estilo.



Tequila, en 1978


¿Fue duro retomar tu carrera en solitario después de la disolución de Los Rodríguez?
Digamos que me encontré en una situación que no habría deseado, que era la separación de Los Rodríguez. Tuve que enfrentarme a una nueva realidad porque no había encontrado a un socio para formar un nuevo proyecto. Pero me siento relativamente nuevo, es decir, llevo sólo unos nueve o diez años en este rol, creo que no he tocado techo todavía... musicalmente, quiero decir. A nivel creativo, la geografía de mi universo musical se puede seguir ampliando.


De entre todos los discos que has publicado en tu carrera, ¿hay alguno del que digas: "Ésta sí que fue una grabación redonda"?
Tengo que confestarte que no suelo escuchar mis discos, es muy raro que me los ponga. Además, mi percepción de mis grabaciones es totalmente fluctuante, depende de las circunstancias del momento. Prefiero no entrar ni en fobias ni en autoelogios excesivos.

Fuimos unos desprejuiciados y unos irreverentes al atrevernos con el folclore, pero así se produjo una química especial... Nos adentramos en ese género sin perder nuestro estilo

Centrémonos en tu último álbum, Dúos, tríos y otras perversiones. ¿Cómo seleccionaste el repertorio? ¿Cada artista eligió el tema que quería interpretar?
Casi siempre lo elegimos a medias. Yo mandé a cada artista dos o tres alternativas y hubo de todo... Bunbury, por ejemplo, tardó cinco segundos en elegir la canción. Coque Malla tardó cinco días.

¿Y en cuánto a la selección de artistas?
Yo hice una lista de posibles artistas. Hubo algunos que no pudieron estar...


¿Sabina, por ejemplo?
Sí, por ejemplo.

Se le echa en falta en el disco...
Nosotros sí que le echamos en falta cuando teníamos la canción una noche en el estudio justo para grabarla.

Ariel como productor en 1984, durante la grabación del álbum de Pistones 'El pistolero'


Lo que llama la atención de este álbum es que no es el típico disco de duetos, sino que algunas canciones se enriquecen con nuevas e interesantes perspectivas, como la versión tanguera de 'Mucho mejor', con Javier Calamaro ¿La idea fue de él o tuya?
La idea fue de el productor José Nortes y mía. El enfoque del disco era que cuanto más se distanciasen las canciones de las versiones originales más sentía yo que habíamos cumplido con el objetivo. Además, cada artista no aporta sólo su voz, sino toda su esencia, o en ocasiones yo me encargaba de quitársela para que sonara diferente (risas). Pero, bueno... yo ya tenía muchas ganas de meter un tango.


También quedó muy redonda la adaptación de 'Dos de corazones' con Lichis (La Cabra Mecánica), quedó muy a lo Tom Waits de Rain Dogs.
Sí, totalmente... Con el Lichis fantástico...

¿Las versiones se improvisaban en el estudio o tú ya llegabas con una idea preconcebida y definida?
Cada canción fue como una película, cada una tuvo vida propia. Unos días antes de grabar cada tema, yo empezaba a investigar un poco con el piano para intentar no repetirnos. Pero después pasa lo que siempre ocurre en el estudio, que algunas cosas que sonaban bien en el papel, no suenan bien en la práctica, con lo que hay que improvisar. Esto nos ocurrió con la versión de 'Adiós, mundo cruel', con Jaime Urrutia. Al principio no nos convencía, pero, de repente, le dimos un toque a lo Ray Charles y Elvis Presley que nos gustó mucho. De hecho, es una de mis favoritas.

Llama la atención el sonido crudo de las grabaciones...
El sonido está muy cuidado, es muy noble, pero está grabado a la antigua, es decir, en Pro Tools pero con toda una serie de periféricos que se usaban antes en las grabaciones analógicas.

Y eso es lo que le da ese sonido 'vintage'...
Exacto.



Los Rodríguez, en 1995


En este disco hay versiones de temas de Los Rodríguez, de tu etapa en solitario, pero ninguno de Tequila, ¿no querías tocar esa época para este álbum?
No, no es eso. Para mí había tres o cuatro artistas que podrían haber versionado un rock and roll de Tequila: M-Clan, Los Ronaldos, Fito & Fitipaldis y Pereza. Pero ninguno quería. De hecho, M-Clan se ofendieron un poco, diciendo que ellos no sólo tocaban rock and roll. Así que decidí que Carlos Tarque cantara 'Me estás atrapando otra vez', que es una canción a la que le tenía muchas ganas desde hace años.

Puede que en 'Cenizas en el aire' haya la mayor cantidad de canciones buenas y perdurables que haya escrito nunca

Volvamos la vista hasta el año 2000, cuando publicas Cenizas en el aire. ¿Crees, como se ha dicho, que fue un disco que marcó un antes y un después en tu carrera?
Puede ser. Ten en cuenta que es el segundo disco en solitario despues de Los Rodríguez. Para el primero (Hablando solo), tenía material de hacía diez años. Cenizas en el aire es el primer disco con material actual, fue el primero álbum homogéneo, muy redondo, con un montón de canciones buenas. Puede que en ese disco haya la mayor cantidad de canciones buenas y perdurables que haya escrito nunca. Todavía hay varias canciones de ese disco que suelo tocar siempre en directo.

Por cierto, la canción homónima que compusiste para aquel álbum tiene una muy buena versión en Dúos, tríos y otras perversiones, con Andrés Calamaro.
Esa quedó brutal, fue increíble... Además, tiene un desarrollo en intensidad muy bueno.

Comentabas en la entrevista que te realizó Juan Puchades para el libro Sin vuelta atrás que en Cenizas en el aire también hubo una evolución en tu voz. Creo que trabajaste mucho este aspecto...
Digamos que mi asignatura pendiente era encontrar un lugar con mi voz, así que trabajé mucho por eso. Creo que diez años trabajando con un instrumento es poco, a partir de los diez años es cuando empiezas a tocarlo bien. Además, la voz fue una parte muy dura en el disco Dúos, tríos y otras perversiones, porque estaba junto a cantantes muy buenos. Fue como un máster para mí.


15 de marzo de 2001, Teatro Jacinto Benavente de Galapagar (Madrid), durante la grabación de 'En vivo mucho mejor'



Tres años después de Cenizas en el aire publicas Lo siento, Frank, en el que utilizabas la canción que da nombre al disco para criticar la situación de la música. Han pasado cuatro años desde entonces, ¿crees que ha cambiado algo?
Creo que nos hemos acostumbrado. De todas formas, la de la canción era una crítica bastante humorística, sarcástica. Siempre ha convivido la música hortera y comercial con el rock, y salvo en determinadas ocasiones, el rock ha ganado por afanos, como diríamos en Argentina, o por goleada, a la música de poca calidad.


Una curiosidad, ¿cuántas guitarras tienes ya? La última que te vi era una Gibson SG...
No, la última la compré hace poco en Mendoza, una Telecaster del 65...

Es con la que apareces en el videoclip de 'Me estás atrapando otra vez' con M-Clan...
Exacto, exacto, ésa es. Bueno, a ver que cuente... tengo una Stratocaster, una Rickenbacker, dos Gretch... esas son las que realmente uso, después tengo otras más raras, como la Jerry Jones y una Telecaster Custom.

En 'Dúos, tríos y otras perversiones' la voz fue una parte muy dura porque estaba junto a cantantes muy buenos... fue como un máster para mí

¿Qué artistas actuales recomendarías a los lectores?
No escucho mucha música actual, pero hay cosas que me han llamado la atención. Por supuesto, ahí está toda la onda rockera de Jet, White Stripes, The Libertines... Yo recomiendo a la gente que se compre cualquier disco del sello Stax y... ¡let's dance! (risas). Que escuchen también cualquiera de Tom Waits. También estuve escuchando hace poco la última etapa de Johnny Cash con Rick Rubin, que es brutal, qué profundidad... Antes me comentaban que para los músicos de mi edad, los referentes son casi siempre anglosajones. Decía yo que son los mejores, ¡pero es que realemente hace treinta años también eran los mejores!


¿Escuchaste el último de Tom Waits, el triple Orphans?
Sí, buenísimo... Hizo bien en no dejarse llevar por la pelotudez de los ochenta. Lo mejor es escuchar un disco de Tom Waits de los ochenta, entonces dices: ¿Cómo se podía hacer este sonido en esa época? ¿Qué es esto?


¿Te has apuntado a la moda del iPOD? ¿Qué llevas ahora mismo?
¡Hostia, pues no me acuerdo! Hace tiempo que no viajo y no lo enciendo. Pero sí, para mí es muy cómodo al viajar, así no tengo que coger una pila de discos. Voy volcando cosas poco a poco conforme tengo ratos libres.

Ariel Rot y Andrés Calamaro el 9 de diciembre de 2006, en el Pepsi Festival de Buenos Aires



Los Rolling Stones vuelven a España, ¿irás a verlos?
¿Sí? Bueno, lo intentaré, aunque siempre se me chafa con alguno de mis shows.

Otra curiosidad, ¿por qué has decidido abrir esta gira del 30 aniversario en Torre Pacheco?
Bueno... realmente esta gira no ha comenzado con ningún evento especial. Simplemente ha sido abrir la contratación y salir a la carretera.

Ahora, entre tanto lío, supongo que no tienes mucho tiempo de escribir nuevas canciones...
La verdad es que estoy con ganas de que acabe todo esto y de tener tiempo para escribir. Me cuesta mucho hacer dos cosas a la vez. Sé que las canciones van a aparecer o, si no, habrá que salir a cazarlas.


Discografía:












De izquierda a derecha y de arriba a abajo:

Etiqueta negra (Dro Atlantic / Gasa, 2007), Dúos, tríos y otras perversiones (Dro Atlantic / Gasa, 2007), Ahora piden tu cabeza (Dro Atlantic / Gasa, 2005), Acústico (Dro Atlantic / Gasa, 2003), Lo siento, Frank + Acústico (Dro Atlantic / Gasa, 2003), Lo siento, Frank (Dro Atlantic / Gasa, 2003), En vivo mucho mejor (Dro Atlantic / Gasa, 2001), Cenizas en el aire (Dro Atlantic / Gasa, 2000), Hablando solo (Dro Atlantic / Gasa, 1997), Vértigo (Serdisco, 1985), Debajo del puente (Serdisco, 1984).

5 comentarios:

princesa amnesia dijo...

¿y el concierto qué tal?

J. R. Bizarro dijo...

Mmmm... el concierto estuvo buenísimo (como dirían allá en Argentina). En breve colgaré la crítica del directo.

Rubben dijo...

Ayyy..la eterna cuestión del espacio en prensa. Qué viejo dilema aquel, eh..jeje!

En cualquier caso, está muy buena la entrevista (como también dirían por La Pampa). Muy completa, con buenas frases, directa...

De diez, Julitros!

J. R. Bizarro dijo...

Gracias, camarada Rubben. A ver si un día de estos (como decía la canción de Pink Floyd) cuelgo en Wine and Coke la perlita que tengo preparada.
Salud!

LUCAS dijo...

HOLA...TE FELICITO POR LA NOTA.YO ESTOY ESTUDIANDO PERIODISMO (EN ARGENTINA) Y LA MUSICA DE ARIEL ROT ES REALMENTE BUENISIMA.

NO SON MUCHOS LOS MUSICOS ARGENTINOS QUE LOGRAN TRASCENDER EN ESPAÑA PERO ESTA CLARO QUE ARIEL ROT ES LA GRAN EXCEPCION.ES UN MAESTRO...ADEMAS TIENE UNA VOZ IMPRESIONANTE Y ME CAE MUY BIEN


DESPUES SI QUERES PASATE POR MI PAGINA.AHI TE DEJE LA DIRECCION.QUIZAS TE RESULTE INTERESANTE


UN ABRAZO